Escrito el enero, 2012